Archivo de la etiqueta: escritores de México

Un peso para morir | Luis Spota

I

El comandante no lo soportó más. Se le vio la cólera en la carota prieta:
—¡Largo de aquí!
Felipe Rubio retrocedió un paso y se colgó del trapecio del silencio. Porque él era muy hombre y el comandante no tenía derecho para hablarle así, para hacerlo arder en furia. La boca sabíale agria, metálica y en su estómago rodaban elaboradas bolitas verdes, de bilis. Le dolieron las palabras y, más que todo, el tono brutal con que fueron dichas. ¡El comandante tenía mujer; mujer todos los días y todas las noches!
Él. Él era sólo un preso. «198. Ratero». Y, además, borracho. Por la botella de brandy que se encontró ante El Camarón, viniendo de Arroyo Hondo, había perdido el derecho de solicitar una «taquígrafa», ahora que tenía los cuarenta pesos. ¡Cuarenta pesos ahorrados dolorosamente en más de un año!
El «Tres Marías», con el capitán Churruca en el puente, largó tres pitazos. Los marineros, a pulso, comenzaron a jalar la cadena del ancla. Un sudor aceitoso abrillantaba las rudas espaldas. El buque, un yatecito blanco, bamboleábase suavemente, frotando su banda de babor contra el muelle de madera.
Estaba oscureciendo y un vaho verde y rojo, semejante al de la selva a esa hora, comenzó a empañar como el vapor o el aliento a un vidrio, los ojos de Felipe Rubio. El comandante sudaba como un cerdo y con un gran paliacate echábase aire sobre la cara y el pecho lampiños. Salió del cuarto y empujó sus pasos resonantes rumbo a las tablas de guayacán del muelle. El ancla chorreaba sal en un costado del buque. Churruca, con la gorra hundida hasta las narices, gritaba furiosamente a un marinero que no podía soltar el cable de una bita.
Ya de noche, el «Tres Marías» encendió sus luces y se metió al Pacífico —a toda marcha su corazón diesel.

Seguir leyendo Un peso para morir | Luis Spota

Un toque de realismo mágico en ‘Mediocre’ de Joaquín Filio | Armando Pacheco

Allá estaba echando raíces, empolvado, sobre la antigua mesa construida por el cuñado de la tercera mujer de mi bisabuelo materno; el libro tenía meses asentado esperando su turno, o quizá que yo tuviera ganas de leer una serie de cuentos. Porque eso sí, leer a la mala, como que no. Siempre he considerado la lectura como un disfrute antes que cualquier otro eufemismo de esos que se crean los «intelectuales» de la «alta cultura». Así que por fin me decidí por el cuentario de Joaquín Filio, mismo que fuera producto de un trueque editorial en el año 2019.

Seguir leyendo Un toque de realismo mágico en ‘Mediocre’ de Joaquín Filio | Armando Pacheco

Nadie es nadie, amor, es historia de no amor, de significar algo para alguien: Gabriel Vázquez | Héctor Cobá

Mi novela es agridulce, con buen ritmo para bailar, pero de una letra triste. Todos tenemos un soundtrack, todos somos canciones. La música nos acompaña todo el tiempo, para lo bueno y lo malo; Nadie es nadie, amor, es musical, es historia de no amor, de significar algo para alguien, ésta tiene un final abierto aseguró el narrador y autor Gabriel Vázquez (Ciudad de México, 1974). Seguir leyendo Nadie es nadie, amor, es historia de no amor, de significar algo para alguien: Gabriel Vázquez | Héctor Cobá